• ella

    Serie de microcuentos de noche #2: Ella

    Apagué la computadora. Miré el reloj. Eran las tres de la madrugada. De tanto escribir quedé cansado de la vista. Necesitaba dormir, pero la novela en la que trabajaba no me dejaba tranquilo. Fue en un sueño. La conocí encima de un risco, al anochecer. Me dijo que tenía que escribir sobre ella, sobre su vida; que todo el mundo tenía que saber lo que le sucedió. Llevaba tres días sin dejar de escribir. Dejé mi trabajo, mi vida y me dediqué a las tazas de café y a las palabras que salían sin control gracias al golpeteo de mis dedos en el teclado. Pero finalmente el cansancio me venció.…

  • literaria

    Taller de creación literaria y club de lectura

    Hace algunos años empecé a dar asesorías sobre escritura y a reunirme en círculos de lectura para inspirarme como escritora y como lectora. Después, por falta de espacio, tiempo y por otras razones, dejé de hacer las dos cosas. Pero siempre supe que algo me hacía falta en mi vida. Amo escribir y podría leer todo el día todos los días de mi vida hasta morir; pero también me gusta y me apasiona empatizar con las personas que tiene los mismos gustos, miedos y dudas; me gusta motivar a los escritores y ayudarlos así como en su momento a mí me prestaron ayuda. Aparte, comunicarme con escritores perdidos como yo…

  • libros

    Inspiración: Leer varios libros a la vez

    Existen momentos en los que un libro no me llena lo suficiente o que es tan extenso y cansado que necesito leer más de un libro a la vez. Algunos dicen que eso sólo nubla las historias; otros dicen que así descansas de algún libro pesado; pero yo digo que esos momentos son mágicos, ya que me permite conocer varias historias, vivir diferentes vidas y adelantar los títulos que tengo pendientes. Por alguna razón, esta práctica a veces me inspira y alimenta mi alma. No lo hago todo el tiempo, la mayoría de las veces leo un título a la vez. Pero existen esos pequeños instantes en los que leo…

  • piscina

    Recomendación: La piscina de Yoko Ogawa

    Últimamente he leído puros autores japoneses y esta semana terminé un libro muy pequeño, de apenas cien páginas en tamaño menor a media carta, que me inquietó un poco y que me gustó mucho. Lo terminas de leer en una hora, no sólo por su pequeñez, sino porque en pocas palabras relata una gran historia de amor, locura y crueldad. Todo empieza en una piscina La historia comienza con la narración de una chica obsesionada con el cuerpo de Jun y la forma tan grácil de él al hacer clavados en la alberca. Admira la manera en que su cuerpo se sumerge en el agua y en secreto, desea que…

  • Haiku #1-5: Haiku de verano

    Última flor un destello morado la jacaranda . . . Día lluvioso sentada en el parque sol aparece . . . Pleno verano las últimas flores árbol violeta . . . Rayo de sol en el gris de las nubes verano triste . . . Cielo nublado amenaza con lluvia trueno distante

  • Serie de microcuentos de noche #1: En la salida

    Trabajé hasta altas horas de la noche. Cuando dejé la oficina sabía que no estaba sola. No era la primera vez, algo o alguien me acompañó durante el trayecto en el pasillo y en el elevador. Varias veces miré encima de mi hombro, pero nunca vi nada; ni una sombra, ni un movimiento. —Hasta mañana —le dije al guardia de la entrada. Cuando se estacionó el taxi frente al edificio escuché que el policía se despedía de alguien más. Me giré, pero no había nadie. Tal vez sólo fue mi imaginación. Otra vez.

  • biblioteca

    Biblioteca de la Fundación México Japón

    Hace algunos días visité la biblioteca de la Fundación México Japón que se encuentra en Polanco. No sabía de su existencia, por lo que, cuando me entere, lo primero que hice fue ir para sacar mi credencial y sacar todos los libros que me permitieran. Y no desperdicié el tiempo. Es un lugar pequeño, japonés y silencioso La biblioteca es muy pequeña, pero al instante te transporta a las librerías de Japón. Me siento afortunada de haber caminado por distintas librerías o bibliotecas japonesas, por eso puedo hacer la comparación. Estoy convencida de que cuando entres a ese cuarto pequeño, automáticamente viajarás al país del sol naciente. Estarás rodeado de…

  • Poesía: Un día nublado

    En el día nublado salgo a dar un paseo me siento en el pasto y me quito los zapatos. Siento el césped en la piel de mis pies la energía de la naturaleza que fluye por mis venas. Me balanceo al son de la canción los pájaros trinan los perros ladran. El viento frío se rompe por el asomo del sol calienta mi cuerpo y mis pies descalzos. Ante mí veo árboles que se mueven con el viento una pequeña ardilla corre despacio. El parque vacó lleno de silencio la música se mezcla con el natural sonido. Camino despacio del verdor me empapo el crujido de mis pasos de las…

  • podcast

    Mi nuevo proyecto: un podcast

    Hace algún tiempo participé en un podcast de videojuegos por cerca de dos años. Además de aprender mucho, me gustaba mucho lo que hacía, la preparación y hablar ante un publico del otro lado de micrófono. Por supuesto, al inicio me daba terror, pero poco a poco comencé a desenvolverme y a agarrarle el gusto. Por varios motivos dejé de hacer radio y desde que empecé a tener mi propio blog y a tener más seguidores, las ganas de querer platicar fueron cada vez más fuertes. Hace tiempo lo intenté. Hice un Facebook live que no salió nada bien, pero no perdía de vista ese proyecto que intentaba realizar. Un…

  • junio

    Recomendación: 3 libros para leer en junio

    Ya estamos en junio y en esta ocasión quiero recomendarles tres libros de un sólo género: animales como protagonistas. Nunca había leído libros de este tipo porque no me quería poner a llorar cuando el animalito muriera; al conocer el mundo bajo sus ojos o conocer los actos humanos mediante un alma tan pura como un perro o un gato. Este mes, por alguna razón, me llegaron este tipo de libros y lo leí con mucho cariño. Por eso este mes les recomiendo estos tres títulos. Flush de Virginia Wolf Es un libro biográfico en el que narra la vida de Flush junto a la poeta Elizabeth Barrett Browning. Gracias…