Experiencia,  Japón,  Viaje

Mi Viaje por #Japón: #Sakuras, el primer encuentro

La primavera ya comenzó y es por eso que haré una serie de entradas donde hablaré de las ya famosas #Sakuras, flores de cerezo o cerezos en flor. Estas flores son muy importantes en #Japón, ya que anuncian el inicio de Haru 春 (primavera) y por lo tanto, los japoneses se despiden del frío invierno que azota cada año a la isla nipona.

Japón es un país deprimido y con el frío el padecimiento se incrementa por lo que el florecimiento significa que esa tristeza se evaporará con la blanca nieve para dar paso al calorcito, a las salidas en bicicleta, a las caminatas por la tarde y claro, a paisajes rosados llenos de árboles de sakuras recién floreadas. 

Nuestro viaje fue a finales de febrero y las bajas temperaturas seguían acompañándonos en nuestro recorrido, pero teníamos la esperanza de verlas ya que el 25 de febrero se conmemora el  Baikasai 梅花祭, festival en el que se celebra el florecimiento de los ciruelos, por lo que, lo más seguro, tendríamos un encuentro con estas flores que tantas ganas teníamos de ver. (No se pierdan la entrada sobre el Baikasai).

Y así fue.

Observar las sakuras por primera vez

En nuestro segundo día, @ayanamihitomi y yo decidimos ir al Palacio Imperial Japonés Kōkyo 皇居 (toda una odisea, ya les contaré en otra entrada) y por estar siguiendo a unos chicos lindos, logramos entrar a los jardines del emperador. 

Es un lugar muy grande, pero lamentablemente seco por las bajas temperaturas, me imagino que en plena primavera o verano los colores verdes han de  brillar con intencidad. Caminamos un poco por los alrededores del jardin cuando vimos que la gente se aglomeraba alrededor de un árbol solitario que se encontraba por ahí. Cuando nos acercamos, no podíamos creer la suerte y sorpresa de ver un árbol de sakura frente a nosotras. Hacía mucho frío pero las valientes flores estaban abiertas para mostrar sus colores rosas y blancos a las personas que ahí pasaban.

Los árboles de los alrededores estaban pelones, sin hojas ni flores, pero este brillaba en su protagonismo. Muchas personas se acercaban y le tomaban fotos o tocaban suavemente los pétalos para recibir la magia primaveral que estas desprendían.

Puedo decir que son muy bonitas, sus colores en tonos rosados y blancos te impregnan dulzura, el brillo del sol que se filtra a través de ellas es como un hechizo que te resulta difícil abandonar.

Pero ese árbol no era el único, mientras caminábamos logramos distinguir dos árboles diferentes: uno con flores completamente blancas y otro cubierto de un color parecido al rosa mexicano. Las blancas transmiten pureza y las rosa fuerte, gracias a su color diferente, sorprenden después de ver las cálidas rosa pastel, pero tienen su encanto, ese color vivo refleja la fuerza de la flor al estar brillante en un día cuya temperatura es de cinco grados.

Yo calculo que estuvimos cerca de una hora o dos observando las sakuras, incluso hicimos un video llamado por skype con nuestros familiares para que las observaran. Era la primera vez que teníamos ese acercamiento y no creíamos tener ese privilegio por ser aún invierno, por lo que aprovechamos lo más que pudimos.

Visitar el Kōkyo para observar los cerezos en flor

Si tienen la fortuna de visitar Japón en primavera, no se les olvide dar una vuelta por el Kōkyo, ya que se podrán deleitar con muchos árboles rosados dentro de los jardines o alrededor de la fortaleza. 

Caminar alrededor del palacio tiene sus ventajas (a pesar de que dimos esa vuelta inecesaria), conoces lugares agradables y tienes vistas fantásticas del lago que rodea el castillo así que, imagínen ese recorrido lleno de árboles con sakuras recién floreadas, de seguro ha de ser una experiencia innolvidable.

Cómo llegar al Palacio

En la estación de Tokyo debes buscar la Marunouchi South Exit (la salida Marunouchi Sur), sigue todos los letreros ya que la estación es muy grande. Al salir, camina todo derecho hasta que veas la fortaleza que rodea el palacio. De lado derecho está la entrada.

Por cierto, en esa salida encontrarás varias casas de cambio, por si necesitan cambiar tus dólares a Yenes.

 Más sakuras por observar

En los jardines no fue la única ni primera vez que tuvimos la dicha de presenciar las flores de cerezo. Fueron tres veces más que pudimos observarlas. No se pierdan mis otros posts ya que conocerán otros lugares para observar las flores aunque sea en invierno y ¿saben qué? creo que esta es la mejor temporada de ver las sakuras, a finales de febrero, porque no hay mucha gente, los vuelos no son caros porque no son temporada alta, si te gusta el frío podrás disfrutar de las caminatas sin quemarte por el sol y puedes presenciar dos estaciones del año en un sólo lugar. Pero ese será otro tema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *