Espejismos. Poema titulado Muerte

Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren.
Contigo. Joaquín Sabina

Me muero por las ganas
que tengo de hablarte,
verte sonreír, perderme en tu mirada
y estar junto a ti.

Me muero por tocarte al saludarte,
por sentir el cómo me matas lentamente.
Muero por sentarme a tu lado,
disfrutar de tu compañía
y escucharte reír a carcajadas.

Me muero, ¿sabes?
me muero por volver a verte,
pero también me muero
al no querer hacerlo
por el miedo a mirarte
y enamorarme de ti de nuevo.

Me muero,
al saber que mi corazón
se derretirá al verte,
me muero para que
mi respiración no se agite,
para no sonreírte
porque no quiero hablarte,
no quiero observarte
aunque me muera por estrecharte.

Me muero por quererte,
aunque no quiera amarte,
y aunque quisiera besarte,
muero por no suspirar por ti,
a sentir esa paz al verte,
porque si me llego a enamorar,
una vez más,
prefiero la muerte.

Deja un comentario