vatídico
Libros,  Recomendación,  Reseñas

Recomendación literaria: Trilogía de los Vatídico

El año pasado leí una de la sagas de fantasía que más me han gustado hasta el momento. Junto con Harry Potter y Crónica del asesino de reyes, la saga de los Vatídico se coloca entre mis libros favoritos del género. ¿Por qué? Porque tiene personajes inolvidables, escenas de acción y magia bien pensadas; emociones humanas que desencadenan empatía y porque la historia, la evolución de esta, su complejidad y el misterio que existe detrás, no te deja despegarte de las páginas ni por un segundo.

Robin Hoob y su legado de fantasía medieval

vatídico

Es un hecho que las escritoras que desean incursionar en el género de fantasía o ciencia ficción no lograr tener fama al menos de que utilicen un pseudónimo para salir a la luz. Algo que me enoja bastante y que me entristece al mismo tiempo. Eso le sucedió a Margaret Astrid Lindholm Ogden, una mujer que no tuvo el éxito deseado hasta que publicó el primer libro de la trilogía “Aprendiz de asesino” bajo el nombre masculino de Robin Hobb.

Gracias a este primer volumen nos adentramos a un mundo de magia dentro del Reino de los Vetulus, el cual cuenta con diecisiete novelas compiladas en cuatro trilogías, una tetralogía y una novela independiente.

Pero, ¿por qué fue tan grande su éxito? Porque con esta primera trilogía condujo la magia hacia algo que no conocíamos, algo fuera de lo común; diferente y extraordinario. Por otro lado, nos puso en bandeja de plata, personaje realistas que, a pesar de vivir en un mundo de fantasía y magia, cuentan con emociones reales; con altibajos, con superación personal; con la búsqueda interna de sus habilidades, miedos y acciones heroicas. Por otro lado, cuanta con villanos, personajes secundarios y un mal cuyo misterio es tan desconocido tanto como para los personajes, como para el lector.

Una historia real en un mundo de fantasía

vatídico

El crecimiento de todos los personajes es maravilloso. La manera en que cometen errores, se enojan y no perdonan o esa forma en que superan las adversidades; con mucho dolor, lágrimas y sangre se hacen responsables de sus actos y aprenden de su pasado para ser mejor en el futuro. Lealtad, deshonra, mentiras; venganza, amor, amistad; tristeza e impotencia están marcadísmas en todos los personajes que aparecen dentro de los tres volúmenes ¡que son enormes y con una mini letra!

Me identifiqué mucho con algunos de sus personajes. Me conecté con sus emociones de tristeza y de superación. En ocasiones el personaje principal me motivaba o me desesperaba; pero las ganas de superarse, aprender y seguir adelante hicieron que se volviera uno de mis favoritos. El rey Veraz, el jefe de caballerizos, Burrich; el mentor de Traspié, Chade y hasta el Bufón, son los personajes que más amé del libro. Si les sucedía algo, mi corazón temblaba; si lloraban, yo lloraba también. Estaba siempre al pendiente de sus acciones, de sus enojos y de sus emociones.Me conmovía ver esa parte humana en ellos, la forma de ayudar al personaje principal; sus lágrimas y sentimientos de traición, enojo o alegría. Cada uno de ellos se superaba como podían y tenían una personalidad diferente.

Es algo que en verdad le aplaudo a la autora. Me transmitía la sensación de que yo conocía a los personajes, que viajaba con ellos, que eran mis amigos. Son una joya, una verdadera clase de magia, aquellos libros que me hacen ser parte de la historia, como si acompañara a los personajes; como si estuviera presente en el bosque, en las colinas, en la ciudad o en el castillo junto al personaje principal o secundarios.

La historia de Traspié

vatídico

La historia transcurre en el Reino de los Seis Ducados el cual está gobernada por la familia de los Vatídico desde la ciudad-fortaleza de Torre de Alce. En este lugar las personas de alta estirpe son nombradas dependiendo de su actitudes o de su forma de ser. El rey Artimañas tiene una serie de tres hijos dispuestos a seguir subir al trono: Hidalgo, Veraz y Regio. Hidalgo es el mayor, pero abandona su reinado debido a un “traspié”: un hijo bastardo fuera del matrimonio.

Este niño llega a manos de Burrich, el jefe de caballerizos y fiel servidor de Hidalgo. Al principio no sabe qué hacer con él hasta que su abuelo, el rey Artimañas, le pide devoción y lealtad. Bajo el nombre de Traspié, el niño comienza una educación rigurosa en armas, arquería y en el manejo de la magia mental llamada “la habilidad”. El problema con Traspié es que él también maneja otro tipo de magia, una magia conocida como “la maña”, la cual permite a un ser humano conectarse mental y física con un animal. Esta clase de poder es mal vista, terrible; incluso diabólica, por lo que nadie debe saber que posee tal conexión.

Por otro lado, Traspié también es instruido en secreto como aprendiz de asesino gracias a Chade. Aprende sobre venenos, sigilo y la forma de matar a alguien sin que nadie se dé cuenta; que parezca una muerte natural en lugar de un homicidio.

Celos, traición, lealtad y magia

vatídico

Cuando Hidalgo muere en circunstancias inexplicables e inverosímiles, Veraz es el siguiente en la línea para tomar el poder. Pero al príncipe Regio esto no le gusta y hará lo que sea para obtener el trono. Sus planes destruyen lo que su hermano realiza para mantener al margen la invasión de las Velas Rojas. Estos piratas, cuando llegan a tierra, convierten a los pobladores en zombis; seres carentes de emoción alguna, ni siquiera de supervivencia, y que sólo poseen instintos asesinos. Veraz hace todo lo que puede para detenerlos gracias a “la habilidad”, pero necesita ayuda. Traspié no es capaz de usar “la habilidad”, por lo que, gracias a “la maña” intenta ayudar a su rey. Con su habilidades como asesino cumple las tareas que se le otorgan, pero Regio estropea siempre los planes.

Lo peor de todo es que el rey Artimañas cae enfermo y nadie sabe lo que le sucede. Los Velas Rojas ganan control y no existe ayuda alguna, salvo lo que cuentan las leyendas. Hace mucho tiempo, cuando esta invasión se llevó a cabo una vez más, los Vetulus, seres alados parecidos a los dragones, hicieron su aparición para destruir esta amenaza.

La historia te lleva de la mano hacia esa leyenda, hacia el progreso de Traspié, hacia la traición de dos hermanos. En tres volúmenes la historia te sumerge en un mundo de fantasía incapaz de soltar; en un mundo de emociones y personajes que jamás olvidarás.

La fuerza de los personajes secundarios

vatídico

Me gustaría mencionar que el libro tiene mucha carga feminista ya que existen dos personajes: Lady Paciencia y la reina Kettricken, que no se dejan pisotear por un mundo gobernado por hombres. La reina Kettricken es la esposa de Veraz, una mujer fuerte que ayuda a su marido en todo lo que puede para salvar el reino; una mujer que, a pesar de ser de diferente raza y cuyo matrimonio fue arreglado para otorgar paz, logra crecer tanto que llega a desafiar al príncipe Regio en varias ocasiones. Lady Paciencia, la viuda de Hidalgo, también es una mujer que no se deja opacar por Regio y que siempre está defendiendo el reino aunque éste se esté cayendo a pedazos.

Traspié es un joven pesimista, que siempre busca pretextos para justificar sus fracasos ya que todo le sale mal y que casi siempre es un bueno para nada, pero con la ayuda de personajes secundarios como el Bufón, Ojos de noche, el leal lobo con el que utiliza “la maña” de forma descontrolada; Burrich y Chade, Traspié logrará ayudar a su rey de una manera milagrosa. Tal vez en algunos aspectos tendremos más dudas que respuestas, pero la importancia de las personas que están alrededor de alguien —en este caso Traspié— siempre ayudará a la superación personal. El que la gente confíe en ti, en tu potencial y no te abandone a pesar de que una nueve de cada diez estés triste, deprimido y cometas errores; es, sin duda, lo mejor que te puede pasar. Traspié es una prueba de ello…tal vez por eso me identifiqué mucho con él.

¿Volvería a leer la saga de Los Vatídico? Sí. Y tú, ¿ya la leíste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *