El sendero de la locura
Escritura,  Mi obra

Proyecto literario: El sendero de la locura

Voy a ser sincera en algo: proyectos de escritura tengo cientos y en ninguno logro enfocarme. Yo creo que ya se dieron cuenta. Delirios de un corazón roto; Diarios de Japón; Las 4 estaciones; Mil lunas… Y esos son por mencionar algunos, pero tengo más, muchos más.

La verdad es que me cuesta mucho enfocarme en uno y eso es un problema. Antes de empezar un escrito, debería terminar el que ya estaba realizando; pero mientras no corriga ese mal hábito, y las ideas sigan floreciendo, continuaré escribiendo lo que en estos momentos me llene y sea lo que más me satsifaga.

Es por eso que, después de escribir algunos poemas tristes y depresivos, decidí recopilarlo y crear un nuevo poemario.

Depresión y ansiedad

El sendero de la locura
Ilustración por Mayra Arvizo

No es extraño conocer la vida de los autores y les mencionaré algo personal: estoy diagnosticada con el sindrome ansioso depresivo crónico. No es algo bonito, la verdad. Pero cuando toco fondo, y escribo, salen algunos versos feos, si soy sincera, no por cómo están escritos (porque yo no sé nada de poesía); sino por el transfondo de lo que quiero mencionar en esas líneas.

La combinación de ese dolor, de esa oscuridad y mi amor por las letras, me llevaron a sacar mis emociones mediante versos tristes, rotos y a veces, hasta tenebrosos.

Es una enfermedad, pero eso no quiere decir que alguna vez ustedes no se hayan sentido así de mal o que la esperanza se les escapó del cuerpo. Y gracias a la escritura encontré una manera de soltar toda esa negrura y crear textos dolorosos, emotivos y empáticos.

Muchos escriben sobre el amor, la felicidad y el estar bien, pero somos pocos los que, en momentos de crisis, agarramos la pluma y plazmamos esos demonios en papel. Un grupo menor es quienes los leen. No porque esté mal, sino porque nos han enseñado a no mostrar el dolor, a no llorar; a ser fuertes. Pero a veces el cuerpo ya no puede y todos los fantasmas atorados en nuestro interior salen a la luz para apocar nuestra vida con sombras y terror.

Con estos poemas no sólo quise sacar todas esas terribles emociones, también conectar con los lectores que alguna vez sintieron que la vida no valía la pena y que se sumergían en aguas negras para quedarse ahí, ahogarse y no querer salir de ella.

El sendero de la locura

El sendero de la locura
Ilustración por Avogado6

Es el titulo tentativo de mi nueva obra.

Muchos de los poemas los he publicado en el blog. Ustedes los han leído y han reaccionado con lágrimas porque, a mi parecer, sienten lo mismo que yo.

A principios de este año comencé un reto de escribir un poema por día y lo he cumplido. Es gracias a este reto que empecé a escribir esta clase poemas porque, la mayoría de mis días, están llenos de dolor y angustia. Cuando empecé a recopilarlos me di cuenta de que tenía cerca de treinta poemas de este tipo y que, al igual que Espejismos, sería una pena dejarlos escondidos sin que nadie se identifique con esa misma carga emocional que no es nada bonita, nada romántica ni nada feliz.

Ya busqué editorial para la publicación de este nuevo libro y puede que salga a principios del año que viene. Estoy terminando de ajustar los poemas, revisarlos y darles un formato mío. También estoy pensando en ilustrarlos.

Ya se acerca el momento de pensar en derechos de autor, corrección, maquetación y distribución. Se viene un trabajo arduo, pero que me gusta, y mucho.

¿Y los demás proyectos?

El sendero de la locura
Ilustración por Aromas & Ervas

Yo sé que esperan más de Delirios o de Diarios de Japón. El primero ya está terminado y lo más seguro es que sea el siguiente en salir al mundo; pero no afirmo ni prometo nada. Mi estado cambiante puede que saque primero otro libro que no tenga nada que ver o que ni siquiera les había mencionado, como éste.

El sendero de la locura será, como dice su nombre, un camino por ese dolor que he sentido y que deseo compartirlo para que, los que han recorrido esas rutas, se den cuenta de que no están solos, que existe alguien que sabe lo que se siente ese tipo de amargura y que escribe sobre ello para sanar y para empatizar con los demás.

No es un libro bonito, pero es un proyecto que me emociona y me pone feliz. Como en la película de Intensamente, se necesita de la tristeza para tener ese momento de alegría. Y así es este libro.

Estaré informándoles de todo. También les dejé links en todo el texto para que lean los poemas que estarán inlcuidos en el libro y se den una idea de por donde irá El sendero de la locura.

Espero que logren conectar con esas emociones y sobre todo, que logren sacar las suyas propias, mientras leen mis líneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *