oolong
Mis escritos,  Poesía

Poesía: Té del dragón, oolong.

La lluvia golpea la ventana por la tarde
en la taza de té transparente
el sabor del oolong* se funde
con el amarillo de las hierbas doradas.

Se respira paz
en la música del cielo
el líquido caliente fluye
en el cuenco y en mi cuerpo.

Las gotas se esparcen
abriendo los brotes de dragón
alivia mi corazón roto
con sabor y fervor.

Un viento frío entra por la puerta
suspiro con el trago caliente de la bebida
la música china se escucha
el sonido de la llovizna le hace compañía.

Su sabor amargo me recuerda
el dolor por el que he pasado
su calor me reconforta
como el abrazo de un amigo amado.

La taza humea con suavidad
el color ambarino se asemeja a las hojas que caen
en otoño las personas nostálgicas lloran
yo acompaño mi tristeza junto a una tetera.

El oolong abre sus alas
deja escapar el sabor la bestia mágica
me deja volar junto a ella
en cada trago que mi cuerpo siente viveza.

No existe sinónimo de paz
que un buen té una tarde de lluvia
el respiro de la tranquilidad junto a la música
que las nubes,
el agua que se vierte en el cuenco
el erhu** de fondo
y el sonido del silencio
se mezclan en completa armonía.

:::::::::::::::::::

*Té verde de china conocido como té azul que significa dragón por la forma de sus hojas. Existen varios tipos de oolong dependiendo de la oxidación de la hoja.
**Violín chino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *