Sentido y Sensibilidad
Cine,  Frases de libros,  Libros,  Reseñas

Frases y reseña de Sentido y sensibilidad de Jane Austen

Jane Austen es una de mis autoras favoritas de romance, pero curiosamente casi no he  leído sus libros, sino visto las adaptaciones que le hicieron a sus obras a películas. Me gustan mucho sus historias, la manera en que retrata a sus personajes y los problemas amorosos que éstos tienen.

La conocí gracias a Orgullo y Prejuicio, como muchos me parece; y aunque es una de mis historias favoritas, no lo es tanto como Sentido y Sensibilidad. ¿Por qué? Simplemente porque es una historia de desamor —aunque su final sea feliz— donde las dos protagonistas sufren por un amor no correspondido y que, sin ir más lejos, se adapta al cien por ciento a mi vida amorosa —y a las historias que escribo.—

Dos corazones rotos, diferente forma de verlo

 Sentido y Sensibilidad

La historia trata sobre las hermanas Dashwood: Elinor, la mayor y Marianne, la de en medio. Ambas son muy diferentes. La primera es más sensata, centrada y fuerte. La otra es más romántica, soñadora y artista. Las dos se llevan muy bien, pero su respuesta ante el amor y el corazón roto son muy diferentes.

Comienzo con Elinor. Ella conoce a Edward Ferrars, un chico tímido, pero que de inmediato congenia de maravilla con ella. Elinor lo ama y siente que es correspondida hasta que se entera de que él está comprometido con una mujer que no le cae nada bien. Su dolor es incomparable. Ella sabía que él la quería, incluso sus allegados, lo sentía dentro de su corazón; pero al final se casaría con otra.

Elinor decide quedarse en secreto este descubrimiento que la misma prometida le confiesa una tarde. Trata de indagar más y mientras lo hace, se percata de que no es un juego ni una broma. Que el compromiso de su querido Edward es real. Sus lágrimas son silenciosas, su dolor opacado y su corazón escondido en algún cofre de roca. Nadie se entera del sufrimiento ni de lo desgarrado que tiene el alma. Su tristeza la vive en solitario debido a que la razón es más fuerte que su propia emoción.

Por otro lado está Elinnor, quien un día es rescatada por su príncipe azul, el señor Willoughby. Ambos empiezan a tener una serie de cortejos, pláticas secretas y coqueteo evidente. Su familia intuye que los dos están enamorados y que de un momento a otro él le pedirá matrimonio. Pero todo cambia cuando de la nada, él le dice que se irá para no regresar. Marianne le envía cartas, pero éstas no son contestadas. Todo se derrumba, su amor, sus ilusiones y su futuro.

Pero todo se agrava cuando descubre que se casará con otra mujer, que todo había sido mentira y que, aunque ella sabía que era correspondida, pero no fue lo suficiente como para no dudar en dejarla abandonada. Su dolor es trágico: llora sin control, se enferma hasta casi perder la vida y entra en un estado de demencia que sus emociones le causan, que su corazón roto y no correspondido le hacen sangrar.

Un poco de realidad

 Sentido y Sensibilidad

Las historias de Austen se caracterizan por demostrar el amor o las amistades de una manera real. Eso no quiere decir que sea lo correcto o lo ideal, pero ¿cuántas veces nos hemos ilusionado con una persona que al final nos rompe en mil pedazos? ¿Cuántas veces hemos sentido dolor por un ser amado? Por otro lado, ¿cuántas veces hemos idealizado a alguien? o ¿cuántos momentos han parecido ser, pero al final nunca fueron?

En esta novela, Jane explica ese amor idílico, el del príncipe azul que nos rescata y nos ama. La ilusión de compartir la vida con alguien que no es quien creemos que es. Willoughby es la prueba de ello. Alguien que ilusionó a una mujer para después mostrar su verdadero ser y dejarla con el corazón hecho pedazos.

También está Elinor, quien se enamora de alguien sin saber que estaba comprometido. A veces la vida es así. Queremos a quien no nos quiere y nos enamoramos de alguien que no está disponible. El libro me gusta por eso, ya que muestra mucha realidad y contextos que hemos vivido más de una vez.

La historia al final es feliz como todo cuento de hadas; pero lo que me gusta es que no todo en la vida es felicidad; no siempre la persona que amamos es la indicada y no siempre la persona que no nos corresponde será quien nos sorprenda al final. El amor es tan misterioso que nos pone a las personas incorrectas para conocer a la verdadera, para conocer nuestra capacidad de amar y, además, para crecer como persona.

 La vida puede dar tantos giros que nos puede sorprender con alguien amado o con una persona que ignorábamos y resultó ser especial.

Más emotividad

 Sentido y Sensibilidad

Tal vez por la manera en que está narrada, siento que al libro le hizo falta mucho drama. Con la película en mente y las lágrimas derramadas por ambas hermanas, ya sea de verdad o internamente; esperaba que el libro tuviera más momentos de dolor y agonía.

Eso no quiere decir que no existan y que Austen no haya descrito las emociones de las Dashwood, así como el de personajes secundsarios o de los mismo pretendientes involucrados. Existen momentos maravillosos, pero otros muy lentos y que no aportan nada a la historia. Una forma de escribir muy de ese siglo.

También hay muchos, pero muchos personajes secundarios que si no pones atención, puedes llegar a confundir; pero la historia centrar está siempre ahí. El dolor de ambas hermanas, el cómo se dan cuenta de semejantes verdades y cómo descubren el dolor detrás de sus seres amados. Me gusta porque en el libro describen emociones que en la película no, pero en el film exciste más dolor que en el libro.

Por ejemplo, el romántico rescate de Elinnor por el coronel Brandon no existe en el libro. Ese dolor de ella ante la visión de su amado junto a otra mujer, no está narrada en la historia. Deseaba saber más como la hermana empieza a olvidar a Willoughby y comienza a tener sentimientos por el coronel. Otro punto es la falta de participación de Edward. Sé que no era muy hablador y que su participación era un poco equis; pero en el libro nunca existe un cortejo, alguna sonrisa…algo que detyonara que los dos estaban enamorados.

Por otro lado, la manera en que se rompe el corazón de Elinor cuando conoce la noticia y los puntos clave de la relacion de su «amiga» con el señor Ferrars, son preciosos. Y la confesión de Willoughby ante Elinor sobre lo que en verdad sucedió con su hermana, es algo que la película no cuenta y que de verdad aprecié mucho al leer.

Si el libro hubiera tenido más drama y lágrimas, hubiera llegado a la perfección.

Ser como ambas hermanas

 Sentido y Sensibilidad

No sólo me gusta Sentido y sensibilidad por ser una historia triste y de amor no correspondido; también porque me identifico mucho con las hermanas. Más con Marianne. Soy demasiado romántica y me ilusiono con facilidad no sólo en el amor, sino en mi vida en general. Mis emociones son las que rigen mi camino y llego a enfermarme cuando las cosas no son como creía y mi alma se rompe en pedazos.

También soy como Elinor. Una persona que sufre en silencio y que la mayoría del tiempo no demuestra esos sentimientos que se desbordan por todos lados. Creo que la combinación de ambas hermanas es un martirio. Lo sé porque me pasa, porque soy así.

Desde que vi la película —que por cierto me encanta aunque tenga ciertas diferencias con el libro—; conocí el sufrimiento de Marianne, y cuando me sucedió algo similar, lo entendí todo. También comprendo la manera de guardarse secretos y de no querer molestar a nadie con mi dolor. Mantener una dualidad entre ser fuerte y estar enferma por mis emociones no es nada sano.

Incluso Marianne lo dice en una frase y su crecimiento es tanta, que sigue siendo mi personaje favorito de la historia. Tal vez podría cansar por parecer infantil y Elinor por ser tan fría; pero las dos conocen su manera de amar y aprenden de ello. Las dos tienen es capacidad de hacerle frente al dolor tan distinta, pero que se complementan terriblemente bien.

Existen momentos muy emotivo dentro del libro que le hicieron falta a la película y viceversa; pero al tener las dos historias en la mano, puedo decir que ambas son mis favoritas y no me cansaré de la historia.

Mis frases favoritas

 Sentido y Sensibilidad

Les dejo las frases que más me gustaron del libro. Y aunque prefiero un poco más la película, el libro no me defraudó para nada.

«Deseo como todos los demás ser plenamente feliz, pero como todo el mundo, eso ha de ser a mi manera. La grandeza no va a hacerme feliz.»

«¿La había engañado Edward de modo intencionado? ¿Había fingido un aprecio hacia ella que en realidad no sentía? […] No, fuera lo que fuese, no podía creer que en aquel momento hubiera sido así. Su afecto era todo para ella. En eso no podía equivocarse. Su madre, sus hermanas, Fanny; todos habían sido conscientes de su aprecio por ella en Norland. No era ilusión de su propia vanidad.»

«Sola era más fuerte. Su propio buen sentido la sostuvo tan bien, que su firmeza fue tan inamovible, su apariencia de alegría tan invariable como permitían heridas tan recientes y sangrantes»

«Marianne se encontraba en una silenciosa agonía, demasiado oprimida incluso para llorar.»

«La ausencia podría haber debilitado su amor y le habría parecido conveniente olvidarlo; pero ella no tenía ninguna duda de que ese amor existía.»

«—Pero, ¿te dijo él que te amaba?

—Sí…No…nunca del todo. Quedaba implícito día tras día, pero nunca lo declaró exactamente. Alguna vez creí que lo decía… pero nunca lo dijo.»

«Él realmente sentía lo mismo, Elinor… Durante semanas y semanas lo sintió […] Una vez le fui tan querida como mi propia alma podría desear.»

«Tanta ternura hacia ella, tanto afecto por Willoughby y tanta certeza de que tendrían un futuro feliz juntos, hizo que Marianne llorase con agonía de principio a fin.»

«Entonces no puede ser usted amigo mío, ya que aquellos que aceptan mi amor y mi estima deben resignarse a mis encomios sin tapujos.»

«La poca amabilidad de sus allegados hace que le sorprenda a usted encontrar la amistad en otros lugares.»

«No pudo, cuando llegó el momento, despedirse sin mucho dolor de la casa en la que había albergado por última vez aquellas esperanzas y esa confianza en Willouhby, que ahora habían desaparecido para siempre. Tampoco pudo dejar el lugar en el que Willouhby permanecía, ocupado en cosas nuevas y en planes nuevos que ella no podría compartir, sin derramar muchas lágrimas. «

«Su afecto por mí merecía un mejor trato, y a menudo, reprochándomelo mucho, recuerdo la ternura que, durante muy poco tiempo, fui capaz de corresponder.»

«Intenté, por todos los medios que tenía a mi alcance, hacerme agradable para ella, sin ninguna intención de devolverle su afecto.»

«Con la cabeza y el corazón lleno de su hermana, ¡me veía obligado a representar el papel de feliz enamorado de otra mujer…!»

«Me di cuenta de que mis propios sentimientos habían preparado mis sufrimientos y que mi falta de entereza ante ellos casi me manda a la tumba. Sabía bien que mi enfermedad me la había causado yo misma, por la negligencia con que traté mi propia salud, y que incluso en el momento de hacerlo sabía que era erróneo.»

«Mentiría si dijera que lo olvidaré pronto o alguna vez. No puedo superar su recuerdo con ningún cambio de las circunstancias, pero lo regularé y lo frenaré con la religión, con la razón y con las ocupaciones constantes.»

«Fue el egoísmo lo que hizo primero jugar con tus sentimientos; lo que después, cuando los suyos estaban comprometidos, le hizo retratarse de confesarlo; y lo que finalmente, le apartó de Barton.»

«Unas pocas horas dedicadas a la dura labor de una charla incesante aportan por sí mismas más temas de los que en realidad pueden tener en común dos criaturas racionales. Con los enamorados, sin embargo, es diferente. Entre ellos ningún tema se acaba, no hay comunicación incluso, hasta que no se hayan dicho las cosas al menos veinte veces.»

¿Has leído Sentido y sensibilidad? ¿Qué te pareció? ¿Te gusta más el libro o la película? ¿Con qué hermana te identificas más? Cuéntame en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *