Mis escritos,  Pensamientos

Pensamiento #6: Bajo las estrellas

Cuando todos cenaban y se abrazaban llenos de emoción, yo subí al techo de mi casa para mirar el cielo. Un nuevo año comenzaba y traía cosas nuevas, alegres y diferentes para mí; pero también comenzaría un sendero sin seres amados en mi vida. Otra vez.

Gano amor y pierdo amor, es lo que pienso bajo el cielo oscuro, bajo las estrellas que titilan como si fuera la inmensidad de mis emociones; de lo que he ganado, de lo que he perdido. Algunas brillan más que otras, un símbolo de logros, alegrías, experiencias que marcaron mi firmamento, todo el amor que he dado y lo mucho que he crecido y aprendido sobre la vida. Otras casi no se ven, son aquellos sentimientos pasajeros, vivencias que se quedarán en mi existencia y que tal vez, en el futuro, no las recuerde; un recordatorio de que sigo con vida y que existen momentos a diario que, algunas son importantes y brillantes como la luna; y otras insignificantes, pero que marcan el sendero.

Repaso mentalmente la grandeza y las lágrimas; el dolor y la alegría; lo que solté y lo que gané. Pero sobre todo, debajo de ese manto de estrellas, veo dos que brillan con más intensidad. Las que me protegen desde el cielo y las que amaré y cuidaré como ellas me cuidan a mí. Dos estrellas que se fueron para brillar desde mi propio cielo, para ser la luz en la oscuridad del universo; para recalcar que el camino sigue y que estarán ahí, brillando, para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *