historias se me juntan
Mis escritos,  Proyectos de escritura,  Vida Diaria

Cuando todas las historias se me juntan

He llegado a un momento de caos en mi mente. Sí, caos, mucho caos. ¿Por qué? Porque quiero escribir todo, pero al mismo tiempo no hago nada.

¿Qué está pasando? Podría decirse que tengo un bloqueo creativo y que, al no gustarme lo que estoy escribiendo en este momento, me voy con otra historia; con otra idea.

En muchos blogs he leído que eso no está bien. Y tienen razón. Sólo empiezo algo, pero no lo termino y ese es un gran problema para los escritores. Deberíamos centrarnos sólo en una historia, no importa el género que sea; pero no dejarla hasta que la hayamos terminado y así ir con el siguiente. Pero saben qué, es muy difícil. Especialmente cuando la mente divaga entre historias y no se concentra en una; cuando quiere contar tantas cosas, pero no desea relatar sólo una.

Y desde hace varios meses estoy así. Ok, ya terminé Delirios de un corazón roto. Le faltan correcciones y algunos agregados, pero ya está ahí. Entonces, ¿por qué no puedo continuar con ella, terminarla al cien y empezar con otra? Es fácil, porque si no escribo, siento que no estoy haciendo nada. Pero al dejar una novela terminada, tampoco no avanzo. Y lo problemas de insatisfacción llegan y mejor decido no escribir y dedicarme a otra cosa. Así de fuerte es el bloqueo, la mente y los sentimientos negativos. Como dije una vez, ganas dan de tirar la toalla, pero al ser mi pasión —y la inspiración de otras personas—continúo haciendo lo que tanto amo.

Ahora, ¿cuáles son esas historias que andan revoloteando como abejitas en mi cabeza? Les dejo la lista:

Cuando todas las historias se me juntan

historias se me juntan

Delirios de un corazón roto

Como ya dije, ya la tengo; pero no quiere salir a la luz. Tal vez por vergüenza, porque siento que no es una buena obra…no lo sé. Una vez leí que si la historia daba vergüenza era porque ya estaba terminada. No sé quién la dijo y no la he vuelto a encontrar, pero quisiera hacerle caso. Tal vez es por eso que me cuesta tanto sacar este texto a la luz, incluso hasta con mis lectores cero.

Diarios de Japón

Bueno esta historia me está dando tantos problemas que a veces mejor preferiría no escribirlo. ¿Por qué? Porque son tres viajes; porque viví muchas cosas diferentes y distintas; por el simple hecho de que ya me atrasé —el primer viaje fue en el 2015— y lo más seguro, es porque es tan emotivo, tan propio, tan mío, que me da terror que las personas lo lean. También porque he cambiado el formato más de mil veces y ninguno me convence. No sé qué hacer con esta historia. Amaría escribirla, pero me cuesta y eso me desmotiva bastante.

Sueños y fantasmas

Ahí va. Cuando se me ocurre un poema, lo escribo; si no tengo nada que decir, no tengo nada. A Espejismos no le ha ido muy bien y me hace pensar ¿qué probabilidad de que este poemario sea leído? ¿La gente sigue leyendo poesía? ¿Es poesía lo que escribo? Es frustrante, la verdad. Pero la idea ahí está y no se mueve. Espero que en algún momento encuentre su punto de partida.

Sasayaki

Una serie de poemas que escribí cuando estuve en Japón la tercera vez. Al inicio me ilusionaron, pero después ya no me gustaron para nada. Por eso estudié haiku, para convertir estos sentimientos en esa manera tan hermosa de escribir. Pero, ¿saben qué? No he realizado la conversión y no sé si lo haga, no por ahora, aunque me gustaría mucho. Son textos llenos de mucha belleza y me gustaría mucho que los leyeran. ¿Qué me detiene? La falta de confianza y de mis habilidades.

Las 4 estaciones

No bueno, este proyecto lo tengo desde hace diez años y sigue ahí, en pausa. Hace dos años envié los primeros cuatro cuentos —primavera y verano— a una editorial y fue elegido como candidato para imprimirse. Entonces, ¿qué es lo que me detiene? Tiene el potencial y, además, son cuentos que me gustan muchísimo. Lo que sucede es que me hacen falta dos —uno de otoño y otro de invierno—. Yo sé que no es pretexto, pero no se me ocurre nada de nada.

Recién empecé de nuevo con el cuento que me falta de invierno. Espero ahora sí terminarlo. Si eso sucede, sería un gran paso. Ya sólo me faltaría el de otoño y tengo, más o menos, la idea en general. De verdad me gustaría que este hermoso proyecto saliera a la luz.

Serie de cuentos de amor

Empezó como una novela de una chica que le enviaba cartas a sus amores del pasado e iba por buen camino. Después preferí hacer las historias de amor por separado y de 17 cuentos ya voy en el sexto. De este no he hablado mucho porque apenas comencé con él. Tal vez no deje todos los cuentos y sólo me quede con algunos. O tal vez si me atreva a sacarlo como novela. No sé qué rumbo tomará.

Mil Lunas

 Mi novela de fantasía que está parada y que ni siquiera he mirado. Todo iba bien hasta que perdí el rumbo de la historia, me concentré en la mitología y cuando vi que no podía y que se me hacía muy complicada; la dejé olvidada. Pobrecita y me gusta mucho, mucho porque tiene dragones. Empecé a escribirla y no paré de redactar hasta que llegó un momento de confusión y ya no supe qué hacer. Espero que con el taller que tomé de novela, pueda deshilar esta historia y crear algo maravilloso. Porque sí quiero.

La-belleza-de-escrbir-cartas-Rosée-Letters

Vidas pasadas

Fue de las primeras novelas que escribí y que dejé abandonadas. Trata de una mujer que encuentra un diario de una chica del pasado en una casa abandonada. El final se me ocurrió una vez cuando iba en el transporte, lo anoté y perdí el papel. Tal vez por eso no lo pude continuar porque no sabía hacia dónde se dirigía mi historia. Como dato general, esta novela está escrita en máquina de escribir; lo cual le da una belleza infinita. No debería dejarla entre el montón de papeles que tengo.

Una serie de cartas y diarios

Apenas comencé con él y no sé qué rumbo tomará. Una chica escribe en su diario cómo se siente, escribe cartas y recibe algunas más. Tal vez me inspiré porque estoy leyendo Drácula y me gustó ese formato epistolar. También, soy lector cero de una chica que está escribiendo una novela con cartas y de ahí me vino la inspiración. No sé qué vaya a resultar con esta historia.

Una serie de varios cuentos

Tengo muchos cuentos escritos por ahí y me gustaría sacarlos aunque no tengan mucho que ver uno con el otro. Pensamientos, ideas, historias muy dispares. Tal vez por eso no las junto, porque no tienen ni pies ni cabeza. A lo mejor hacer distintas series de cuentos como lo hace Banana Yoshimoto. Aún no sé bien cómo manejar toda esa información.

Por el momento son todas las historias que se me juntan. Son bastantes, ¿verdad? Espero de verdad que en un momento puedan leer alguna de estas ideas —y tengo más—. ¿Qué historia les gustaría leer primero? Tal vez eso me ayude a salir de mi embotamiento.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *