Poesía

Poesía: Flores

No es sangre aquello que llevo en mis venas
son raíces de árboles que florecen en todas las estaciones
a veces dan frutos de distintos sabores
por momentos sus delicadas flores salen al mundo.

Así como las jacarandas o las flores de cerezo
extienden sus colores en primavera
mis propios pétalos se abren en forma de versos
las bayas o frutos los reparto en poesía
o las dedico en una sonrisa y en palabras dichas.

Quien pueda ver aquel festival de aromas
es una persona afortunada
no todos son capaces de llenarse de tanta armonía
la mayoría del tiempo podría pasarme como un árbol torcido y sin vida.

Pero muy adentro existe la vegetación
palabras escritas; sentimientos expresados
puede que, como en primavera
sólo una temporada seas capaz de verlas,
después las ramas estarán desnudas
en un invierno cubierto de nieve
o un otoño lleno de hojarasca.

Flores tan pasajeras que en algún momento recordarás
puede que desees verlas una vez más
retoños que jamás volverás a encontrar
no esos mismos colores
no esos mismos aromas
cada uno de nosotros tiene sus propios capullos
aquellos que de vez en cuando mostramos a nuestros seres queridos
a un amigo, a alguien que nos gusta, a nuestra mascota;
brotes que a veces escondemos para que no salgan lastimados
para que nadie corte sus ramas
y sangren con la savia del dolor entre las manos de su cortador.

Mi manera de florecer es distinta a la tuya
y a veces compartimos las semillas para crear árboles nuevos
algunos crecerán y se volverán troncos imposibles de cortar
otros sólo en una pequeña rama se transformará.
Puede que de ella salgan algunos frutos
y después estos se marchiten con el tiempo;
la naturaleza es tan sabia en sus jardines
que de esa misma forma creó al ser humano para unirse en sus corazones.

No es sangre lo que llevo en las venas
son flores que por momentos se abren con la luz del sol
se cierran al anochecer
y gratifican la lluvia que cae del cielo.
Son pétalos de colores que colorearán el mundo a su manera
y que esconderá cuando éstas presientan que están en peligro
saldrán al momento de fundirse con otros retoños parecidos a los míos
y que florecerán por momentos, así como las sakura* en primavera
y que a veces morirán como en otoño se llenan los parques de hojas.

*Flores de cerezo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *