La maldición de los mil proyectos
Vida Nómada

La maldición de los mil proyectos

Lo admito. Soy una persona procrastinadora. Me cuesta trabajo sentarme a escribir o continuar un proyecto.

Sé que a veces me pongo las pilas y termino novelas, entro a mil concursos, corrijo más de cien páginas, pero la realidad es que me cuesta mucho, pero mucho trabajo.

Y no sólo eso, sino que también soy malísima para continuar con un proyecto. Salto y salto de texto como un conejo que escapa de un zorro. Y es por eso que a veces no termino lo que empiezo y no continúo con lo que tengo pendiente por hacer.

La emoción de comenzar un escrito, libro, cuento o novela nueva me llena de adrenalina, pero mientras pasa el tiempo, esa emoción se disipa. Entonces decido empezar con algo distinto, con algo que me vuelva a dar esa energía. ¿Y qué hago con el texto o proyecto anterior? Ahí lo dejo sin terminar.

Así me ha pasado con Las 4 estaciones y con Diarios de Japón (bueno, este último porque sigo sin saber cómo diablos contarlo). También tengo muchos proyectos de antologías de cuento, de poesía o alguna novela empezada; pero no termino nada. Salto de uno en uno para ver cuál me llama y si ninguno cumple con lo que busco, comienzo otra cosa.

La verdad es que es frustrante. Por una parte pienso que nada de lo que escribo lo llego a terminar ni verá la luz dentro de las páginas de un libro. Después me entra la flojera porque tengo tantas cosas qué decir y tantos proyectos que no me decido por continuar uno, mucho menos terminarlo. También me causa tristeza porque muchos están abandonados, otros ni a limpio los he pasado.

Es como una maldición el tener tantas ideas y no concretar ninguna. Querer escribir, pero sin saber qué quiero.

La maldición de los mil proyectos, así lo he bautizado porque me pesa y cargo con ese pesar. Hay algunos que llegan a tener un final, un destino, pero hay otros que divagan como una botella con un mensaje en el mar. ¿Será que alguna vez ese mensaje le llegue a alguien?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *