los meses en los que dejé de vivir
Vida Diaria

Los meses en los que dejé de vivir

Tal vez lo notaron, tal vez no, pero yo sí, mi ausencia, mi muerte, los meses en los que dejé de vivir.

Desde abril del 2022, las cosas en mi vida se fueron al infierno, literal, porque no hay infierno real que el que existe mientras vivimos y los sentimos en carne propia. La ansiedad y la depresión fue tan fuerte que de verdad creí que no regresaría a escribir más aquí. Fue muy feo, muy fuerte, extremadamente horrible. Aún tengo la resaca de la enfermedad que no se quita, sólo se controla y se aprende a seguir en este mundo así, pero me costó demasiado. Me comió la ansiedad y me desaparecí.

Pero ya estoy de vuelta, despacio, lento, pero aquí. Subo algunas cosas en redes y me he metido a muchas clases. Ya se los estaré presumiendo en su momento. También ya salió Chiyoko, mi nuevo libro, y no he hecho nada para difundirlo. He leído bastante, muchos clubes de lectura, reseñas y demás. Clases de creación literaria, tareas y concursos. Incluso he estado escribiendo todo lo que me pasó, aunque no sé todavía el enfoque que quiero darle porque me da miedo. De verdad, da pánico y duele muchísimo hablar de todo esto. No quiero mencionarles todos los días horribles, pero sentí que me moría, que ya no iba a salir de esta. Estuvo espantoso.

Me pondré al corriente, despacio, sin prisas, pero ya estaré subiendo contenido para ustedes, sigo aquí, para desgracia de muchos jaja.

No los abandono. Hay mucho que contar, mucho que quiero mostrarles. Estoy contenta por algunos proyectos y estoy empezando una nueva etapa y ha dolido, bastante.

En fin, sólo quería decirles que sigo en este mundo y con muchas cosas por hacer.

Gracias!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.