• despedida

    Poesía: despedida

    Recuerdo tu caricia en mi mejilla al despedirnos sentí tus labios rozar mi piel un abrazo quedó flotando en el aire gélido como la noche. Mi rostro ardía como un volcán en erupción se mezclaban los nervios, el miedo y el dolor mi cuerpo palpitaba de terror y amor tenerte tan cerca y alejarte con la frialdad de mi corazón. Te despediste con una sonrisa la distancia se mezclaba con el silencio de la calle no pude hacer nada al verte partir entre las sombras yo lo quise así el día que decidí alejarme. Desapareciste en la noche la alegría de volver a vernos humedeció el ambiente unas lágrimas al…

  • De lunes a domingo

    Microcuentos para leer de noche #7: De lunes a domingo

    Me despertó el sonido del celular. Las notificaciones me asustaron tanto que salí disparado de la cama. Agarré el teléfono con enojo. La luz de la pantalla me cegó por un momento. Con un ojo cerrado y el otro abierto, vi la hora. Eran las tres con treinta y tres de la madrugada. De seguro un amigo borracho que quería que le diera asilo en mi casa. Desbloqueé el celular con dedos torpes y entré al WhatsApp. La foto de perfil era un círculo negro y el número telefónico tenía más de diez dígitos. Tal vez era del extranjero. Abrí los mensajes, estaban escritos y enviados de manera separada. Después…

  • Poesía: Como el café

    Kaffee fuerte como el café cargado lleno de vitalidad energía por todos lados una sonrisa despierta pasos animados y miradas atentas una dosis diaria de potencia en tu vida, en la mía felicidad en todos tus pasos. Kaffee distante como el café amargo inteligente y mal portado quejidos en un abrazo tu soledad era única como el disfrute de una taza en una cafetería una mirada que por momentos rehusaba mi cariño como ese sabor agrio que despierta el café en cada trago. Kaffee sensible como el café con leche dabas besos al aire una colita que se movía como el arte de la leche en el brebaje tu compañía…

  • fotografía

    Serie de micro cuentos de noche #6: La fotografía

    Entramos al café internet como de costumbre. A mis amigas y a mí nos encantaba leer historias de fantasmas y ver fotografías o videos paranormales. Yo no creía en eso, por eso me reía de los gritos de mis compañeras y de sus expresiones de sorpresa. Era divertido. Ese día, empezamos a ver una serie de fotografías. Algunas ya las habíamos visto, por lo que empecé a aburrirme hasta que una de ellas me llamó la atención. Era el de una niña que se había aparecido en un cementerio. Tenía un vestido largo color blanco, el cabello negro le caía hasta la cintura y tenía una mueca de espanto y…

  • Me hubiera gustado

    Pensamiento #4: Me hubiera gustado. Espejismos

    Me hubiera gustado congelar ese momento en el que pude ser yo. Ese momento en el que me quité la máscara ante tus ojos, ante tu presencia; junto a ti, con tu compañía, con tu mirada en la mía; con la sonrisa más linda que he visto en mi vida. Me hubiera gustado congelar ese momento en el que dejé escapar mi esencia; en el que abrí mi corazón para flotar en mis ideas. Con el firmamento encima de nosotros, con el cielo iluminando mi rostro; con la sonrisa más linda que le he mostrado a alguien en mi vida. Me hubiera gustado congelar ese momento; esos breves segundos en…

  • el tiempo

    Poesía: El tiempo

    El tiempo puede pasar sin ser percibido es un recurso inútil que nos hemos inventado. Sólo sirve para controlarnos mantenernos presionados un recurso para pisotearnos algo que nos mantiene anclados. En el aire no existe el tiempo en los cielos no hay relojes el día y la noche sólo llegan como todas las lunas y como todos los soles.

  • Poesía: En completa oscuridad

    En completa oscuridad distingo el cielo al apagar su luz de la tarde que muere lentamente. El sol se oculta parece que tiene miedo desea desaparecer para siempre como si fuera un sentimiento. El viento gélido se nace congela los corazones rotos no se percata de los sollozos la luz se escapó de aquel desastre. El contorno de mi cuerpo no se mueve los temblores del dolor no se perciben es como si en paz estuviese viendo al día desvanecerse. Con la noche la ilusión desaparece los demonios se hacen presentes ninguna estrella surge a mis pesadillas también le temen. Desde atrás se ve mi sombra nadie sabe que las…

  • iniciar el viaje

    Poesía: Iniciar el viaje

    Los barcos siguen sin rumbo en ninguno de ellos me subo la incertidumbre me congela sola frente al mar y a la espera. ¿Qué hacer en la vida? Una pregunta que se queda en la deriva las olas ahogan mi alma mis manos no alcanzan la arena. Desorientada como el ave agonizante mis alas poco a poco se desprenden el viento guía el camino que no tiene destino fijo. No sirven de nada los lamentos las lágrimas no entregan consuelo al final regreso a donde estaba antes debatiéndome si debo o no iniciar el viaje.

  • cambio

    Serie de micro cuentos de noche #5: Quédate con el cambio

    Era de noche cuando el teléfono sonó. Trabajaba en horario nocturno como repartidor de una farmacia. Miré el cielo. Un torrente de agua caía desde la oscuridad asfixiante de la noche. Sería peligroso salir con la lluvia que se desplomaba como cascadas. Me puse el impermeable, arranqué la motocicleta y con cuidado empecé el viaje. Todavía ni llevaba media cuadra cuando ya estaba empapado desde la cabeza hasta los pies. Debido al viento el agua se me metía hasta por lugares insospechados. La lluvia nunca disminuyó en todo el camino, pero al menos ya estaba en lugar. La casa permanecía en completa oscuridad. La tormenta hacía que la fachada se…

  • amenaza

    Poesía: Amenaza

    Una nueva amenaza cae las llamas arden, pero no queman sólo matan. Busco la manera de protegerme aunque no sea correcta ni para siempre. Un escudo protector ante el terror de una esfera de fuego que intenta matarme. Me escondo en la negrura me protejo del calor de los temblores en mi piel que carcomen mi cordura. Los brazos se me entumen las lágrimas de sangre corren el vacío ante mí si presenta el infierno me quema lentamente. Llorar no sirve de nada gritar es doloroso los pulmones se deshacen el corazón explota. No lo controlo no puedo hacerlo la ansiedad es más fuerte al final sólo queda el tormento.…