• De regreso a la escritura

    Desde que empezó la pandemia, tuve un bloqueo de escritura terrible. No lograba plasmar nada y, si lo hacía, no me gustaba. Pero después de muchos meses, estoy de regreso a la escritura y eso se lo debo a un libro japonés llamado El libro de la almohada de Sei Shonagon. Este pequeño libro es como un diario de una de las damas de la emperatriz japonesa. Se llama así porque era un cuaderno que guardaban debajo de la almohada y donde la autora relató su día a día, las cosas que le gustaban o que le causaban impresión. El libro es muy bonito, espero hacer la reseña pronto, pero…

  • poema

    Poesía: Cumplo una fantasía al escribir un poema

    Traté de buscar un poema para leerlo junto a tu oreja y con un murmullo erizar tu piel aunque no estuvieras cerca. Pero eso no sería ninguna sorpresa decidí escribir una nueva estrofa uno que fuera sólo para el momento y que, después de tanto tiempo, nacieran las letras. Me encierro en la habitación todo está en silencio lo único que se escucha es el lápiz que rasga el papel en la madrugada. Hablo en susurros con el teléfono pegado a mis labios para que las personas no se den cuenta de los versos sensuales que le dedico a una persona. La voz sale escondida prohibida y cumplo una fantasía…

  • Nefelibata: Delirios de un corazón roto

    Nefelibata: Delirios de un corazón roto en concurso

    Hace tiempo que les hablo de esta novela, pero no se concretaba nada. En primera porque es el primer proyecto largo que he escrito —cerca de dos años y diez revisiones—. En segunda porque, cuando tenía pensado publicarla, salió la convocatoria para un concurso y decidí mandarlo. Debido a la pandemia, el concurso se atrasó, cosa que me convino porque pude revisarla y ponerle una mejor atención; pero no les miento sí les digo que ya estaba hasta el gorro de la novela. Era tanta mi atención y mi enfoque que perdí las ganas de escribir —también por otras cosas—; me sentía muy atada a la novela que terminé odiándola.…

  • Nefelibata

    ¡Delirios de un corazón roto por fin está terminado!

    Así como lo leen. Después de más de un año, mi novela «Delirios de un corazón roto» está terminada. Según las propiedades del documento, éste lo cree el 29 de enero del 2019. La verdad es que no recuerdo ese día, sólo sé que tenía que escribir esta historia y que, después de casi 14 meses, pasaron cosas tan increíbles y horribles que me encantaría relatar. Proceso de Delirios de un corazón roto Todo empezó cuando tuve el corazón tan lastimado que sangraba por montones y por todos lados. La única forma que encontré para curarlo fue a través de la escritura —por eso salió Espejismos—; además de que necesité…

  • escribir un diario

    Vida diaria: escribir un diario

    Tengo muy mala memoria y cuando no tengo nada de ganas de escribir, lo que hago es escribir en mi diario. Jamás lo había hecho y me daba flojera escribir por día; pero no fue hasta que tuve la necesidad de expresar cómo me sentía y recordar algunas cosas, que empecé a hacerlo. Además, en el taller de escritura de viajes, se habló de las ventajas de tener un diario y, hasta el momento, me ha ayudado y me ha gustado. Escribir un diario No lo hago todos los días, sencillamente porque no todos los días me sucede algo digno de ser escrito. Lo hago cuando quiero mostrar un sentimiento…

  • poesía

    Día Mundial de la Poesía 2020: ¿Qué significa para mi la poesía?

    Este sábado 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía y quise hacer una entrada especial para explicarles un poco más lo que significa para mí escribir poemas. Como ya les he contado en otras entradas, casi no leo este tipo de literatura. ¿Por qué? No lo sé. Sí he leído muchos haiku y poesía japonesa. También tengo algunos libros de Benedetti y otros que por ahí me prestaron. También leo algunos fragmentos en Twitter o frases de autores desconocidos; pero no es algo que busque en una librería cuando quier leer algo. Prefiero la novela. También, los que me leen con regularidad, sabrán que en ningún…

  • Un poema por día

    Reto 2020: Un poema por día

    El año pasado realicé el reto de escribir un poema, frase, pensamiento o hasta micro cuento por cada día del año. Confieso que fue difícil, en especial porque había días que no tenía ganas de escribir o nada qué contar. Por lo tanto, me atrasaba. Pero después, llegaba un día en el que mágicamente me ponía al corriente y fue un sentimiento lindo porque, al final, logré escribir 365 poemas. Este 2020 no estaba muy segura de hacerlo. Me daba un poco de flojera, la verdad. Y sé que estamos a mediados de marzo y que nunca se los había mencionado —o creo que en una entrada perdida lo hice—.…

  • obra terminada

    Vida diaria: ¿Qué hago cuando ya tengo una obra terminada?

    Nada… Bueno, la verdad es que, aunque esté terminada, no quiere decir que ya esté al cien por ciento. Cuando termino una obra, entra al proceso de revisión y corrección. Algo que es cansado, pero a la vez le he tomado un poco de cariño. Pero, en lo que la obra fuerte está en proceso de revisión, ¿qué es lo que hago? Me pongo a escribir otras cosas. Mi cabeza e imaginación no para de dar vueltas, siempre quiere estar escribiendo algo. A veces no puedo, les juro que no. Pero cuando estoy activa, empiezo a armar historias nuevas, historias pequeñas que tal vez se vuelvan en algo grande; escribo…

  • Pensamiento #7: Me siento a escribir

    Me siento a escribir y no salen las palabras. Sostengo el lápiz y el vocabulario se borra de mi mente. Me siento frente a la computadora y las teclas no me dicen nada. Me siento a escribir y no escribo. Siento una opresión. En el cerebro nada se junta, el corazón no siente nada. Algo dentro de mí dice que lo haga, pero a la vez me impide concentrarme al querer plasmar frases y una que otra incoherencia. Me siento a escribir y parece imposible. No sé qué relatar, qué es aquello que puedo contar. Nada tiene sentido, no soy capaz de escribirlo. Está lleno de emociones. La realidad que…

  • estudiar sobre la escritura

    La forma más bonita de estudiar sobre la escritura es leyendo

    En un blog de formación para escritores que sigo habitualmente, escribieron un post sobre por qué deberíamos, los escritores, de llevar un diario de lecturas. Se me hizo interesante, algo que probaré después y que, por supuesto, haré su debida entrada. El punto es que entre el texto, me encontré con la siguiente frase: «Pero el conocimiento no se adquiere de un día para otro. Y no puedes ser un buen escritor sin horas de práctica, de estudio y de lectura (que es la forma más placentera de estudiar que puede encontrar un escritor).» Cuando la leí, me contagió de mucha emoción. Sé que el pilar para una buena escritura…