• Nefelibata

    ¡Delirios de un corazón roto por fin está terminado!

    Así como lo leen. Después de más de un año, mi novela «Delirios de un corazón roto» está terminada. Según las propiedades del documento, éste lo cree el 29 de enero del 2019. La verdad es que no recuerdo ese día, sólo sé que tenía que escribir esta historia y que, después de casi 14 meses, pasaron cosas tan increíbles y horribles que me encantaría relatar. Proceso de Delirios de un corazón roto Todo empezó cuando tuve el corazón tan lastimado que sangraba por montones y por todos lados. La única forma que encontré para curarlo fue a través de la escritura —por eso salió Espejismos—; además de que necesité…

  • Volver a sentir

    Poesía: Volver a sentir

    En una cueva estaba gélido, muerto, con heridas sangrantes no se movía, ya no latía, se había refugiado en la oscuridad más profunda en la frialdad más cruda como los inviernos de los polos dentro de una caverna subterránea dónde nadie lo mirara, un lugar en el que nadie podría encontrarlo rescatarlo revivirlo. Así estuvo por años, décadas, siglos para el sólo fueron segundos después de que suspiró por última vez se escondió en la negrura dentro de una bodega imposible de abrir inalcanzable incapaz de sentir de mirar de vivir. Ahí estuvo dormido en agonía infinita creyendo que jamás volvería a palpitar que la sangre que corre por sus…

  • Poesía: Donde el polvo del universo duele

    No se me ocurren las palabras están olvidadas como las estrellas que ya nadie observa aquel sentimiento que creció de la nada se ha desvanecido dentro de la vía láctea. ¡Ya no tiembla! ¡Ya no ríe! ¡Ya no vive! En la oscuridad se perdió el sentimiento el esmog de una ciudad que cubre el cielo, nocturno como las palabras silencioso como la mirada que nunca fue observada. ¿Cuántos efectos hipnóticos aparecen en el firmamento y nadie se da cuenta de ellos? Así fue el adiós que nunca se dijo los sentimientos que se quedaron atorados en el pecho. Sonrisas y sonrisas olvidadas para siempre se quedaron varadas esperando convertirse en…

  • Un poema por día

    Reto 2020: Un poema por día

    El año pasado realicé el reto de escribir un poema, frase, pensamiento o hasta micro cuento por cada día del año. Confieso que fue difícil, en especial porque había días que no tenía ganas de escribir o nada qué contar. Por lo tanto, me atrasaba. Pero después, llegaba un día en el que mágicamente me ponía al corriente y fue un sentimiento lindo porque, al final, logré escribir 365 poemas. Este 2020 no estaba muy segura de hacerlo. Me daba un poco de flojera, la verdad. Y sé que estamos a mediados de marzo y que nunca se los había mencionado —o creo que en una entrada perdida lo hice—.…

  • Escritura de viajes

    Escritura de viajes

    La semana pasada fui a un taller de escritura de viajes impartido por Aniko, una chica que he seguido desde hace tres o cuatro años y que me inspiró para hacer este último viaje a Japón. Para dar un poco de contesto rápido, mi tercer viaje al país lo quería hacer de mochilazo, conseguir dinero con mis escritos, practicar el slow travel (viajar lento, sin prisas y disfrutar el momento) y no sólo estar en Japón. Mi idea era ir a Corea, Tailandia, China y empezar mi vida como nómada digital por todo el mundo. Pero al final no hice nada. Cuando supe que ella venía a México y que…

  • Primavera

    Poesía: Espejismos. Primavera

    Colores a la vista, flores y dulzura; entusiasmo y calor en una mirada tuya. Tardes soleadas, suavidad en el jardín; burbujas en la brisa como un corazón que no deja de latir. Alegría de color carmín en unos labios que dibujan una risa al vislumbrar tu figura. Rosas y verdes, amarillos y lilas un revoltijo de arcoíris en el cielo despejado, brillante y lleno de vida como tu sonrisa.

  • Haiku 36-40: Jacaranda en invierno

    Febrero frío las jacarandas salen adelantadas . . Sendero lila camino de árboles invierno final . . La primavera el florecer violeta marca inicio . . Arroja lilas una brisa invernal la jacaranda . . Un adelanto a finales de invierno un cielo malva

  • obra terminada

    Vida diaria: ¿Qué hago cuando ya tengo una obra terminada?

    Nada… Bueno, la verdad es que, aunque esté terminada, no quiere decir que ya esté al cien por ciento. Cuando termino una obra, entra al proceso de revisión y corrección. Algo que es cansado, pero a la vez le he tomado un poco de cariño. Pero, en lo que la obra fuerte está en proceso de revisión, ¿qué es lo que hago? Me pongo a escribir otras cosas. Mi cabeza e imaginación no para de dar vueltas, siempre quiere estar escribiendo algo. A veces no puedo, les juro que no. Pero cuando estoy activa, empiezo a armar historias nuevas, historias pequeñas que tal vez se vuelvan en algo grande; escribo…

  • Pensamiento #7: Me siento a escribir

    Me siento a escribir y no salen las palabras. Sostengo el lápiz y el vocabulario se borra de mi mente. Me siento frente a la computadora y las teclas no me dicen nada. Me siento a escribir y no escribo. Siento una opresión. En el cerebro nada se junta, el corazón no siente nada. Algo dentro de mí dice que lo haga, pero a la vez me impide concentrarme al querer plasmar frases y una que otra incoherencia. Me siento a escribir y parece imposible. No sé qué relatar, qué es aquello que puedo contar. Nada tiene sentido, no soy capaz de escribirlo. Está lleno de emociones. La realidad que…

  • Poesía: Escucho

    Escucho el sonido del piano entra por mis oídos se asienta en mi corazón es una triste melodía recuerdo algo que nunca fue lugares que no visité abrazos que ya no daré. El violín lo acompaña suave disperso como el sonido del cielo aquel que representan cuando un ángel baja del firmamento. Escucho la combinación el violín se hace más fuerte como las lágrimas que caen como esa alma vacía que ha dejado cada una de mis caídas pérdidas muerte aflicción; soy un cúmulo de sonidos melancólicos un ser que vive de la soledad como el sonido que escucho que se hace más intenso y me transporta a esos momentos…