• Pensamiento #5: Navidad

    Nunca celebré la navidad, no era algo que me llamara la atención. Convivía por estar presente; comía por el simple hecho de llenar mi estómago; regalaba o recibía los presentes por quedar bien. Mas nunca me sentí parte de la celebración. Cuando llegaste fue distinto. Hacías que la fecha no fuera un tormento; que el día cobrara un poco de sentido. Tu amor incondicional, tu alegría y tu alma pura refrescaba la tensión que caía en mí cada vez que diciembre llegaba y tenía que fingir que las fiestas me interesaban. Al menos estabas conmigo, lo celebrabas conmigo y eras parte de ese mundo tan fatídico para mí. Las fiestas…