• Jamás dejes que vean que te hirieron

    Poesía en prosa: Jamás dejes que vean que te hirieron

    Escuché una vez «jamás dejes que vean que te hirieron». Es de mi película favorita, creo. Cuanta razón tiene el personaje, que como yo no pudo soltar una lágrima en el momento justo, no era necesario hacerlo. Sentía miedo, claro que sí. Será una sentimiento que jamás se irá. Un bucle infinito de alegría y corazones rotos. ¿Cuántos tengo que soportar? Una pregunta que no tendrá final. Las palabras se escriben solas en las hojas, es el único método que conozco para liberar. Así lo hice una vez, lo podré repetir cuantas veces lo necesite. Reiterar una y otra vez que si tú no me lograste matar, lo demás lo…

  • Poesía: No te quedes en la puerta

    No te olvido tampoco estás conmigo te quedas en la puerta aquella que apenas arreglo, las paredes que pinto, el piso que limpio. Y ahí estás entras por momentos y la luz de la ventana es más brillante después sales por la puerta sin decir adiós siquiera y la noche llega porque no te quedas. Una oscuridad intranquila que espera tu retorno y de nuevo te quedas en el marco decides si entrar o no te invito a pasar te invito a irte para siempre, pero no me quites la luz no me dejes en las sombras. Si vas a iluminar la estancia, te doy la bienvenida con un beso,…

  • música de gaita

    Poesía: música de gaita

    La gaita se escuchaba de fondo mi espalda se recargaba en la tuya y así hubiera pasado la época de lluvias, pero te moviste para dejarme caer. Amatista en un collar nuevo que ataste a mi cuello en un tierno gesto un acercamiento que no estaba planeado donde tus ojos miraban al suelo. Sostuve tu brazo o un gesto sensible para acariciar tu rostro una mirada que transmitía todas las sonrisas, pero te volteaste para esconderte por dentro. Distanciamiento entre dos paredes las que ambos construimos con dolor que no pude romper para entrar a tu corazón y que yo volví a construir para proteger el mío. Alguna caricia discreta…

  • ¿Qué es el té para mí?

    Día del té: ¿Qué es el té para mí?

    ¿Qué es el té para mí? Hace unos años, atravesé una etapa muy complicada en mi vida, tan complicada que aún no sé si estaría escribiendo esta entrada el día de hoy. Lo que más necesitaba era algo que me diera paz, un vínculo o una conexión con aquello en lo que creo: el universo, la naturaleza, las deidades que se encuentran en las cosas. Necesitaba algo que me curara desde dentro, que me brindara calor o un abrazo no al corazón, sino al alma. Y eso lo encontré en el té. El té no sólo son hojas infusionadas en agua caliente, es energía, energía que proviene de la tierra,…

  • quiero mirarte

    Poesía: Quiero mirarte

    Quiero mirarte, pero no puedo está prohibido por mi mente, por mi cuerpo mis ojos se mueven hacia donde tú estas para ver tu rostro para descubrir tu sonrisa, pero me contengo tanto que duele y tengo que escribirlo para salir del suplicio. Escucho tu risa a través de la la neblina tu voz decir algunas palabras los sonidos que haces y percibo con el rabillo del ojo tus movimientos, pero lo intento trato de apagar mis oídos cerrar mis párpados y silenciar el corazón para repetirme una y otra vez que no estás eres una terrible ilusión y pronto terminará. Por momentos te miro de manera fugaz con el…

  • juego

    Poesía: Sólo un simple juego

    No fue un juego, sólo un mensaje pequeño nada que le hiciera daño a alguien una ligera frase que describía universos. Nervios cargados de sonrisas la adrenalina convertida en sonrojos, dos palabras que simplemente se cruzaron cuando el infinito esperaba una plática. Así llevaba semanas a la espera de dar el siguiente paso nada forzado algo que salió con sinceridad en las manos. El corazón bombea mariposas el calor es algo delicioso darle enviar a algo que no se puede remediar a la espera de una respuesta que continúe el filtreo. Tal vez interpreté mal las señales no es algo que nunca me haya pasado una reacción que al final…

  • Poesía: escribir un poema

    Me dispongo a escribir un poema abro el procesador de textos sostengo una libreta y la pluma, pero sólo me levanto para dar vueltas por la habitación. Pienso en ti tal vez logre escribir algo acerca de los sentimientos que se están formando como pequeños capullos, pero no salen las palabras no hay nada qué decir no hay nada qué contar. Me distraigo con alguna canción la canto o empiezo a bailar entro a las redes sociales y no hay nada qué mirar. Regreso a la hoja en blanco siento cómo mis manos quieren escribir un poema, pero la pluma no tiene tinta el teclado ha dejado de funcionar mi…

  • virus

    Poesía: virus

    Atrapada y sin poder salir, no sólo de mi mente y de mis sentimientos oscuros aquellos que cambian conforme a la marea de mi propio corazón. Los barrotes están dentro de mi mente, también en mi propia casa mi corazón se encierra como todas las personas y quiere ser libre como antes lo era. Encerrada me encuentro ante una amenaza externa que invade el mundo un virus que lentamente entra al cuerpo y lo contagia, lo enferma, lo mata. Su nombre no quiero mencionar de tan sólo decirlo en voz alta, escribirlo o pensarlo; la ansiedad revive como este virus que de la nada salió para conquistarnos, para mantenernos encerrados…

  • Día de la Tierra

    Día de la Tierra. Sin ella no existirían los libros

    He leído memes o frases en internet que cuidemos al planeta porque si la Tierra no existiera, los libros tampoco. Lo mejor de todo es que esta celebración es un día antes del día del libro. Es como si fueran de la mano, como si no pudiera existir el uno sin el otro. Es fácil. Si hoy la Tierra explotara, los libros se irían con ella. Si algo le pasara a los árboles, ya no abría papel. Por ejemplo., si de un momento a otro, a la Tierra le diera igual seguir con su vida natural, los libros dejarían de producirse, incluso de leerse. Lo estamos viendo en esta época…

  • Poesía: Flores

    No es sangre aquello que llevo en mis venas son raíces de árboles que florecen en todas las estaciones a veces dan frutos de distintos sabores por momentos sus delicadas flores salen al mundo. Así como las jacarandas o las flores de cerezo extienden sus colores en primavera mis propios pétalos se abren en forma de versos las bayas o frutos los reparto en poesía o las dedico en una sonrisa y en palabras dichas. Quien pueda ver aquel festival de aromas es una persona afortunada no todos son capaces de llenarse de tanta armonía la mayoría del tiempo podría pasarme como un árbol torcido y sin vida. Pero muy…