• quiero mirarte

    Poesía: Quiero mirarte

    Quiero mirarte, pero no puedo está prohibido por mi mente, por mi cuerpo mis ojos se mueven hacia donde tú estas para ver tu rostro para descubrir tu sonrisa, pero me contengo tanto que duele y tengo que escribirlo para salir del suplicio. Escucho tu risa a través de la la neblina tu voz decir algunas palabras los sonidos que haces y percibo con el rabillo del ojo tus movimientos, pero lo intento trato de apagar mis oídos cerrar mis párpados y silenciar el corazón para repetirme una y otra vez que no estás eres una terrible ilusión y pronto terminará. Por momentos te miro de manera fugaz con el…

  • primavera

    Haiku 46-50: Días de primavera

    cielo sin nubes luna de primavera en pleno día . . sombra de un árbol luz del atardecer el sol divide . . inexistencia carga melancolía de primavera . . lágrima oculta al contemplar el cielo luna brumosa . . en soledad último atardecer pájaro canta

  • juego

    Poesía: Sólo un simple juego

    No fue un juego, sólo un mensaje pequeño nada que le hiciera daño a alguien una ligera frase que describía universos. Nervios cargados de sonrisas la adrenalina convertida en sonrojos, dos palabras que simplemente se cruzaron cuando el infinito esperaba una plática. Así llevaba semanas a la espera de dar el siguiente paso nada forzado algo que salió con sinceridad en las manos. El corazón bombea mariposas el calor es algo delicioso darle enviar a algo que no se puede remediar a la espera de una respuesta que continúe el filtreo. Tal vez interpreté mal las señales no es algo que nunca me haya pasado una reacción que al final…

  • Poesía: escribir un poema

    Me dispongo a escribir un poema abro el procesador de textos sostengo una libreta y la pluma, pero sólo me levanto para dar vueltas por la habitación. Pienso en ti tal vez logre escribir algo acerca de los sentimientos que se están formando como pequeños capullos, pero no salen las palabras no hay nada qué decir no hay nada qué contar. Me distraigo con alguna canción la canto o empiezo a bailar entro a las redes sociales y no hay nada qué mirar. Regreso a la hoja en blanco siento cómo mis manos quieren escribir un poema, pero la pluma no tiene tinta el teclado ha dejado de funcionar mi…

  • fiebre

    Poesía: Fiebre

    Fuiste como una enfermedad pasajera al inicio sentía cierto malestar que ignoré después no pude hacer nada, ya había anidado el virus en mi cuerpo; el padecimiento fue tan fuerte que hasta fiebre me dio de esas que hacen desvariar cuando están a más de 39 grados y ríes o lloras debido a las alucinaciones. Pasados unos días con medicamento te largaste y me dejaste una resaca convertida en dolor de cabeza el cuerpo adolorido y dos o tres días tirada en la cama. Después de ese instante supe que no quería enfermarme no otra vez, pero yo no decido esas cosas los virus y bacterias vienen y van y…

  • virus

    Poesía: virus

    Atrapada y sin poder salir, no sólo de mi mente y de mis sentimientos oscuros aquellos que cambian conforme a la marea de mi propio corazón. Los barrotes están dentro de mi mente, también en mi propia casa mi corazón se encierra como todas las personas y quiere ser libre como antes lo era. Encerrada me encuentro ante una amenaza externa que invade el mundo un virus que lentamente entra al cuerpo y lo contagia, lo enferma, lo mata. Su nombre no quiero mencionar de tan sólo decirlo en voz alta, escribirlo o pensarlo; la ansiedad revive como este virus que de la nada salió para conquistarnos, para mantenernos encerrados…

  • Poesía: Rabia

    No fue rabia tampoco tristeza no fue una emoción dolorosa tampoco un sentimiento feliz; no hubo soledad mucho menos compañía. Tampoco fue silencio ni duda, cariño o molestia ni siquiera fue ira abandono o un abrazo podría decir que tampoco alegría no existieron ni las lágrimas. No hubo un vacío ni un palpitar rápido o lento no se detuvo la respiración en ningún momento existió dolor. ¿Entonces qué fue? Te podrías preguntar. Así como lo explicó Michael Ende esa sería mi respuesta en «La historia interminable» lo que ocurrió fue que existió todo y así se lo comió la nada.

  • Poesía: Flores

    No es sangre aquello que llevo en mis venas son raíces de árboles que florecen en todas las estaciones a veces dan frutos de distintos sabores por momentos sus delicadas flores salen al mundo. Así como las jacarandas o las flores de cerezo extienden sus colores en primavera mis propios pétalos se abren en forma de versos las bayas o frutos los reparto en poesía o las dedico en una sonrisa y en palabras dichas. Quien pueda ver aquel festival de aromas es una persona afortunada no todos son capaces de llenarse de tanta armonía la mayoría del tiempo podría pasarme como un árbol torcido y sin vida. Pero muy…

  • Poesía: Luna de Shinshoji

    Fue una tarde en un país diferente al mío era el último arrebol que vería ahí ningún otro se le compararía jamás ese atardecer no se volvería a repetir aunque viajara mil veces al mismo lugar. La luna se veía encima de la pagoda redonda, amarilla, enorme quería contrastar con el rojo de los templos no necesitaba sobresalir ella, como siempre, era la protagonista del lugar. El suave viento movía los ema* el sonido de la madera al mecerse era como música celestial no hacía ni calor ni frío la frescura era perfecta para ese momento del día. No había nadie en el templo de Narita tal vez unas dos…

  • Poesía: Lirio

    La rompiste el lirio que se cae de mis manos la aplastaron ora vez como los pétalos putrefactos que llegan al piso fue pisoteado al caminar encima de los cadáveres de las flores y así se quedó aplastada rota con todas las preguntas sin respuesta. ¿Por qué me estrujaste así tan cruelmente? Preguntó el lirio cuando se quedó agonizante en el suelo ¿Por qué me cuidaste, me regaste y me diste sol si al final romperías mis tallos en mil pedazos? Jamás llegará a tener la solución porque no la hay. En el mundo no todo tiene una explicación eso lo debería haber sabido el lirio antes de vivir antes…