• música de gaita

    Poesía: música de gaita

    La gaita se escuchaba de fondo mi espalda se recargaba en la tuya y así hubiera pasado la época de lluvias, pero te moviste para dejarme caer. Amatista en un collar nuevo que ataste a mi cuello en un tierno gesto un acercamiento que no estaba planeado donde tus ojos miraban al suelo. Sostuve tu brazo o un gesto sensible para acariciar tu rostro una mirada que transmitía todas las sonrisas, pero te volteaste para esconderte por dentro. Distanciamiento entre dos paredes las que ambos construimos con dolor que no pude romper para entrar a tu corazón y que yo volví a construir para proteger el mío. Alguna caricia discreta…

  • ¿Qué es el té para mí?

    Día del té: ¿Qué es el té para mí?

    ¿Qué es el té para mí? Hace unos años, atravesé una etapa muy complicada en mi vida, tan complicada que aún no sé si estaría escribiendo esta entrada el día de hoy. Lo que más necesitaba era algo que me diera paz, un vínculo o una conexión con aquello en lo que creo: el universo, la naturaleza, las deidades que se encuentran en las cosas. Necesitaba algo que me curara desde dentro, que me brindara calor o un abrazo no al corazón, sino al alma. Y eso lo encontré en el té. El té no sólo son hojas infusionadas en agua caliente, es energía, energía que proviene de la tierra,…

  • Escribir mis reseñas literarias a mano

    Escribir mis reseñas literarias a mano

    Después de que atravesé una migraña espantosa que me duró dos semanas y decidí estar cerca de una semana sin ver el celular, la computadora y la televisión, me dediqué a leer más de lo normal, escribir Diarios de Japón y adelantar entradas del blog, pero como no podía ver la luz de la PC, empecé a escribir mis reseñas literarias a mano —y una que otra entrada como esta.— Además de sentir satisfacción por no usar la tecnología por unos cinco días —y no extrañarla para nada—, el hecho de escribir a mano las reseñas hizo que la práctica se volviera más intima y personal. Me encantó escribir en…

  • Premio Ariadna de cuento y poesía 2020

    Premio Ariadna de cuento y poesía 2020

    Si les dijera que tengo ganas de llorar y gritar, ¿me creerían? Hace unos meses la Editorial Ariadna realizó un concurso; y el día de ayer se dieron los resultados del dictamen del Premio Ariadna de cuento y poesía 2020. Tengo dos grandes noticias: una que me llena de felicidad y la otra de mucho orgullo. Premio Ariadna de cuento y poesía 2020 Donde el polvo del universo duele La primera de ellas es que mi poema, Donde el polvo del universo duele, quedó como finalista y será publicado en el libro digital del premio. Es un poema que escribí con mucho sentimiento, con el corazón y con ese dolor…

  • Nefelibata: Delirios de un corazón roto

    Nefelibata: Delirios de un corazón roto en concurso

    Hace tiempo que les hablo de esta novela, pero no se concretaba nada. En primera porque es el primer proyecto largo que he escrito —cerca de dos años y diez revisiones—. En segunda porque, cuando tenía pensado publicarla, salió la convocatoria para un concurso y decidí mandarlo. Debido a la pandemia, el concurso se atrasó, cosa que me convino porque pude revisarla y ponerle una mejor atención; pero no les miento sí les digo que ya estaba hasta el gorro de la novela. Era tanta mi atención y mi enfoque que perdí las ganas de escribir —también por otras cosas—; me sentía muy atada a la novela que terminé odiándola.…

  • escribir un diario

    Vida diaria: escribir un diario

    Tengo muy mala memoria y cuando no tengo nada de ganas de escribir, lo que hago es escribir en mi diario. Jamás lo había hecho y me daba flojera escribir por día; pero no fue hasta que tuve la necesidad de expresar cómo me sentía y recordar algunas cosas, que empecé a hacerlo. Además, en el taller de escritura de viajes, se habló de las ventajas de tener un diario y, hasta el momento, me ha ayudado y me ha gustado. Escribir un diario No lo hago todos los días, sencillamente porque no todos los días me sucede algo digno de ser escrito. Lo hago cuando quiero mostrar un sentimiento…

  • Escritura de viajes

    Escritura de viajes

    La semana pasada fui a un taller de escritura de viajes impartido por Aniko, una chica que he seguido desde hace tres o cuatro años y que me inspiró para hacer este último viaje a Japón. Para dar un poco de contesto rápido, mi tercer viaje al país lo quería hacer de mochilazo, conseguir dinero con mis escritos, practicar el slow travel (viajar lento, sin prisas y disfrutar el momento) y no sólo estar en Japón. Mi idea era ir a Corea, Tailandia, China y empezar mi vida como nómada digital por todo el mundo. Pero al final no hice nada. Cuando supe que ella venía a México y que…

  • Hace un año, estaba en Japón por tercera vez

    El tiempo pasa rapidísimo. Las experiencias a veces se olvidan. Los lugares siguen sin moverse. Las personas hacen su vida. Hace un año estaba en Japón por tercera vez. Y hace cuatro ya andaba por ahí en mi segunda vez. Es triste y me llena de añoranza, de nostalgia y de remembranza todo lo que pasé en el país. Fue uno de los viajes más grandiosos de mi vida. No quiere decir que los otros dos no los haya disfrutado, pero este en especial me llenó de tanto conocimiento; me llenó el alma con mucho amor, sentimientos, belleza y distintos tesoros que la vida, el destino, el universo, coloca en…

  • Japón por tercera vez

    Poesía: La espiritualidad

    En mi tercer viaje a Japón sentí que de verdad existe algo fuera de todo entendimiento. Se le puede llamar Dios Madre Naturaleza, ciencia o filosofía… el nombre que sea. Ahí me di cuenta de que existe algo profundo, misterioso que late como el sonido del corazón, que respira como el viento de invierno; que susurra como el sonido del agua, del fuego; que emana aromas imperceptibles, que no tienen nombre, como el olor a pino, el olor a frío que el invierno trae consigo. Algo que escucha como las plegarias llegan hacia el firmamento; algo que se siente como la luna que se esconde detrás de una roja pagoda.…

  • momentos de la naturaleza

    Inspiración: Sutiles momentos de la naturaleza

    La naturaleza tiene tantas magia por ofrecer que sería muy ciega e insensible si no me diera cuenta de ello al momento de escribir. El medio ambiente siempre ha sido uno de mis más grandes «musos»; lo utilizo para describir escenas y para conectarme con mis emociones, con el instante que está sucediendo en ese momento y así, poder ponerle palabras a lo que siento. Pero a veces no era lo suficiente. Por eso estudié Haiku y aunque me falta mucho por aprender, trato de que esos pequeños momentos, me llenen tanto que me den ganas de escribir algo. Ya sea un Senryu (un haiku, pero sin palabra de estación);…